Llegada a Murcia de las aguas potables
Año 1887

Comparte esta pagina

Desconocida historia de la primera instalación por tubería de aguas potables en la ciudad de Murcia para evitar la mortandad por las epidemias de cólera. Primeras fuentes, jardines y urinarios públicos. Plano detallado comparativo de la ciudad 1896-2000.

Rio Segura… Murcia debe a él todo lo que es.  La ciudad, su huerta, su vida.  Todo.  A orillas de este río se inicia hace dos mil años el germen de la ciudad que hoy existe.  De sus agua bebían personas y animales y se regaban las tierras que producían los alimentos para la subsistencia de las personas.

Ya los romanos, con un incipiente aprovechamiento de sus aguas, regaron parte de la vega en las zonas de Alcantarilla y Cabezo de Torres, creando una huerta que ayudaba a abastecer a la entonces pujante ciudad de Cartagena.  Los árabes perfeccionaron y aumentaron ese regadío creando el azud y elevando para siempre la entidad humana del valle mediante la fundación en su centro de la ciudad de Murcia.

El agua del río y de sus acequias se usaba para todo.  Los peces saltaban en los azudes.  Niños y mayores se bañaban en sus aguas.  Los pueblos de la huerta tenían lavaderos públicos abastecidos por las acequias, y los aguadores repartían por las viviendas de la población el agua que tomaban de esas acequias.

La red de alcantarillado no existía y el centro de las estrechas y sucias calles eran en muchos casos el único evacuatorio de las aguas fecales cuyo destino final siempre eran las mismas acequias y el mismo río.  Desde el año 1834, se produjeron una serie de epidemias coléricas cuya causa se encontraban en las aguas de las acequias y del río que eran bebidas por la población.

 

ver el libro

 

galeria de imagenes